• Nuevo

Prodac Tropical Fish Flakes Escamas 250ml

3,50 €
Impuestos incluidos
Cantidad

Alimento compuesto en escamas para todos los peces tropicales de acuario. La mezcla de varias harinas de óptima calidad es la base de este alimento especial del cual los peces tropicales necesitan cotidianamente para su crecimiento y mantenimiento.

Composición: cereales, pescado y su productos derivados, soja, levaduras, crustáceos, algas, aloe vera 0,05%.

Aditivos nutricionales: Vitamina A (3a672a) 41.200 U.I./kg, Vitamina D3 (3a671) 3.000 U.I./kg, Vitamina E (3a700) 297 mg/kg, Vitamin C (3a312) 180 mg/kg.

Componentes analíticos: Proteina bruta 44,90%, grasas brutas 4,47%, ceniza bruta 4,35%, fibras brutas 2,14%, humedad 7,73%, Omega 6 26,41%, Omega 3 13,08%.

LAS VITAMINAS EN LA DIETA DE LOS PECES DE ACUARIO

• Vitamina A. Llamada también retinol, es una vitamina liposoluble, es decir, puede acumularse en los tejidos grasos y en el hígado de los animales y liberarse en el organismo cuando sea necesario

En los peces, la vitamina A favorece la correcta renovación de los tejidos epiteliales y el correcto funcionamiento de los procesos visuales; también regula el desarrollo corporal y ejerce actividad antioxidante. Los signos de deficiencia son exoftalmia (ojos hinchados y protuberantes), despigmentación, opacidad de la córnea, anorexia y edema, crecimiento menor.

• Vitamina C. El ácido L-ascórbico es una vitamina hidrosoluble, esencial en los peces (no se puede sintetizar en el organismo), que no se acumula en los tejidos corporales: por lo tanto, los peces necesitan un aporte constante de vitamina C mediante los alimentos Prodac. C. Se trata de una de las vitaminas más importantes: en los peces, tiene una función antioxidante e inmunoestimulante, pero también favorece el correcto desarrollo de la musculatura, la cicatrización de las heridas y el crecimiento óseo.

Además, facilita la absorción de algunos minerales en el intestino (por ejemplo, el hierro) y la síntesis de hormonas importantes. La deficiencia de vitamina C provoca raquitismo, deformaciones óseas, corrosión de las aletas, opacidad del ojo, hemorragias cutáneas y disminución de la masa corporal.

• Vitamina D3. El colecalciferol, nombre correcto de la vitamina D3, es una prohormona liposoluble que actúa en los animales como modulador de la absorción del calcio y del fosfato en el intestino, y regula sus funciones en el organismo. También regula la síntesis de hormonas paratiroideas. Se trata de una vitamina esencial, ingerida por los peces con los alimentos Prodac y acumulada en el hígado y los tejidos grasos. La deficiencia de vitamina D3 provoca raquitismo, menor desarrollo muscular y deformaciones óseas.

• Vitamina E. El alfa-tocoferol es una vitamina liposoluble esencial que los peces acumulan especialmente en el hígado y que solo se ingiere con la alimentación. Se trata de uno de los antioxidantes más potentes que, en los peces, también regula el funcionamiento y la estabilidad de las membranas celulares y la producción de las hormonas sexuales responsables de la reproducción. Además, está implicada en la respuesta inmunitaria como un regulador muy importante. La vitamina E y la vitamina A están especialmente relacionadas, ya que la primera previene la oxidación de la segunda. Los signos de deficiencia de vitamina E son anemia, degeneración hepática, ascitis, daño al músculo cardíaco y a los glóbulos rojos, retraso del crecimiento y menor actividad reproductiva.

LOS ÁCIDOS GRASOS EN LA DIETA DE LOS PECES DE ACUARIO
Ácidos grasos omega 3. Denominados también PUFA – 3, son ácidos grasos poliinsaturados esenciales para los peces, que pueden ingerir con la comida tomando alimentos PRODAC. Para los peces de agua dulce, es especialmente importante el ácido linolénico, mientras que para los peces marinos son importantes los ácidos eicosapentaenoico y docosahexaenoico. Los peces carnívoros tienen exigencias mayores que los herbívoros porque su metabolismo es diferente. Los ácidos grasos omega 3 son muy importantes para la estabilidad de las membranas celulares ya que hacen que sean más fluidas incluso con temperaturas corporales bajas (los peces son animales de sangre fría). También ejercen una acción antiinflamatoria y, en una mínima parte, se utilizan para producir energía metabólica. Además, facilitan el correcto desarrollo de los huevos, los embriones y los alevines. Los signos de deficiencia son: coloración anormal, erosión de las aletas, daño al hígado y desarrollo anormal del cuerpo.
Ácidos grasos omega 6. Son ácidos grasos poliinsaturados de origen vegetal, esenciales para los peces (solo se pueden ingerir con la alimentación). Los más importantes para el organismo de los peces son el ácido araquidónico y el ácido linoleico. Los ácidos grasos omega 6 están implicados en numerosas vías metabólicas: activación de la respuesta inflamatoria, mantenimiento de las películas lipídicas corporales, señales celulares y activación de enzimas. Facilitan la correcta respuesta inmunitaria en caso de infección. Los signos de deficiencia son: desarrollo anormal del cuerpo, vulnerabilidad a las infecciones y alteraciones epidérmicas.